La reforma de la ley civil para el apoyo a las personas con discapacidad

Ley 8/2021: Claves de la reforma civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad

El pasado día 3 de septiembre, entro en vigor la Ley 8/2021, relativa al apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

La finalidad del texto es adecuar nuestro ordenamiento a la Convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, hecha en Nueva York el 13 de diciembre de 2006. Su artículo 12 proclama que las personas con discapacidad tienen capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida,.

Son varias las modificaciones que dicha ley aporta a este nuevo régimen, entre las que tenemos que destacar:

  • La voluntad de las personas son discapacidad prevalece y le otorga medios para dejar de forma anticipada a su incapacidad, los elementos por los que quiere que se rija su vida, cuando el no pueda tomar sus propias decisiones. Dichas medidas están sujetas a revisión periódica para una mejor adaptación a su situación personal. Desaparece una visión paternalista de la incapacidad, por otra visión basada en el respeto de la voluntad de las personas con discapacidad.
  • Se fijan unas figuras y medidas de apoyo, las cuales se llevaran a cabo principalmente por las medidas de autotutela, la guarda de hecho, la figura de la curatela y el defensor judicial. Estas figuras no solo afectan al ámbito patrimonial, tomando una mayor relevancia el ámbito personal. La voluntad del incapacidad, otorgada en escritura pública, tendrá preferencia sobre cualquier otra figura, siempre que responda a su capacidad personal.

Todas las medidas de apoyo adoptadas judicialmente serán revisadas periódicamente en un plazo máximo de tres años, o en casos excepcionales de hasta seis, y en todo caso ante cualquier cambio en la situación de la persona que pueda requerir su modificación.

Dicha revisión se realizará de oficio o a instancia de parte en el plazo de tres años. El proceso elegido está dentro de las acciones de Jurisdicción Voluntaria, lo cual ayuda a reducir plazos y trámites procesales.

Sabemos que esta Ley puede afectar a muchas personas de nuestro colectivo, pues además de su situación personal, se hacen cargo de terceras personas que necesitan su ayuda. Le nueva ley viene bajo el criterio DESCUIDA, QUE YO TE CUIDO.

Puedes acudir a nosotros para ampliar información sobre como te afecta esta nueva ley si estás atendiendo a una persona con capacidad limitada, o simplemente quieres regular medidas de apoyo propio para un futuro.

Cuéntanos tus dudas en info@fibromialgiajuridica.es

nueva plataforma del INSS para solicitar y tramitar prestaciones de forma telemática a través de la de la Seguridad Social. Se puede acceder a ella desde la sede electrónica de la Seguridad Social

La nueva plataforma, incluye la solicitud y otros trámites de pensiones contributivas, Ingreso Mínimo Vital, Incapacidad Temporal, prestaciones de nacimiento y el resto de las prestaciones del sistema, está caracterizada por la sencillez y no exige tener certificado electrónico ni Cl@ve permanente. La autenticación de la identidad del usuario se hace a través de la aportación de determinados datos personales, el DNI o NIE y una foto en tiempo real de la cara.

El objetivo de este proyecto es proporcionar un acceso más sencillo a los servicios a través de una plataforma que emplea un lenguaje asequible y resuelve las consultas principales del servicio. Se han implementado formularios dinámicos que se adaptan al tipo de solicitud o formularios editables. Además, el usuario puede consultar el estado de su trámite así como actualizar su solicitud si desea aportar más documentación.

Se puede acceder tanto a la plataforma como directamente a los formularios desde todo tipo de dispositivos.

Solicitudes más habituales

Desde esta nueva plataforma puedes acceder a los trámites más habituales de manera directa. Estos trámites se encuentran destacados para facilitar su acceso y son las solicitudes de (con acceso directo a cada uno de ellos):

  • Ingreso Mínimo Vital (IMV)
  • Pensión de jubilación
  • Prestación por nacimiento y cuidado del menor
  • Prestación por hijo a cargo
  • Asistencia sanitaria
  • Pensión por incapacidad permanente
  • Incremento en la pensión de incapacidad permanente total con 55 años
  • Revisión de la incapacidad permanente

La web cuenta con un buscador desde el que puedes realizar una búsqueda del trámite que necesites. A continuación, podrás consultar todos los trámites disponibles organizados por temáticas: pensiones nacionales, familia, pensión internacional, incapacidad temporal, asistencia sanitaria, IMV, declaraciones y certificados.

Además, podrás realizar una búsqueda por tipo de trámite: todos, solicitud, declaración o variación de datos.

solicitudes de las prestaciones más habituales

Por último, un enlace te permitirá acceder a otros servicios como incapacidad temporal, certificados y otros servicios.

ayudas sepe y seguridad social. fin de la renta activa de inserción.

La RAI es una ayuda del SEPE para personas en paro que no tienen derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo.

La Renta Activa de Inserción (RAI) depende del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y se gestiona a las personas que están en paro y no tienen derecho a la prestación contributiva ni al subsidio por desempleo. Como el resto de subsidios y prestaciones, se puede pedir a través de la sede electrónica del SEPE, en la las propias oficina de prestaciones tras pedir cita previa, en cualquier oficina de registro público o por correo administrativo. No obstante, hay que cumplir una serie de requisitos:

– Estar en situación de desempleo e inscrito como demandante de empleo, mantener dicha inscripción durante todo el período de percepción de la prestación y suscribir el compromiso de actividad.

– Ser menor de 65 años.

– No tener ingresos mensuales propios superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

– No haber obtenido la RAI No un año antes de la fecha de solicitud ni en tres ocasiones.

La cuantía mensual de esta ayuda es el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). De modo que, tras la subida del IPREM en un 5%, durante este 2021 la cuantía asciende a 451,92 euros. Sin embargo, solo se recibe este dinero durante un máximo de 11 meses, siendo renovable como máximo tres veces. Pero esto no es motivo de alarma, pues después de esta ayuda se pueden pedir otras prestaciones tanto al SEPE como a la Seguridad Social.

Subsidio Extraordinario por Desempleo del SEPE

Es una ayuda destinada a las personas que hayan “extinguido en último lugar por agotamiento cualquiera de los subsidios por desempleo previstos en el artículo 274 de TRLGSS a partir del 05/07/2018 y quienes lo hayan agotado entre el 01/03/2018 y el 04/07/2018”, así como las personas “paradas de larga duración que hayan agotado prestaciones por desempleo, PREPARA, o RAI y estuvieran inscritas como demandantes de empleo el 01/05/2018”, tal y como explica el SEPE.

La cuantía de esta ayuda es la misma que en la RAI, pero en esta ocasión puede percibirse durante 180 días y en una ocasión. Para tener derecho a ella, es imprescindible demostrar que se está en BAE (búsqueda activa de empleo), y que se acude regularmente a sellar el paro cumpliendo los plazos. Además, hay que cumplir una serie de requisitos:

– No tener derecho a solicitar otras ayudas.

– Que la renta del solicitante o de su unidad familiar no supere el 75% del SMI.

– Contar con cargas familiares, entendidas como los hijos menores de edad o a las personas con discapacidad que dependan de tus ingresos.

– No haber cobrado el SED con anterioridad.

– Haber perdido el trabajo de forma involuntaria, por despido u otra causa de fuerza mayor.

– No tener 66 años o más, con lo que se tendría derecho a la jubilación.

– No tener contrato de trabajo en vigor.

Ingreso Mínimo Vital de la Seguridad Social

Otra ayuda que se puede pedir una vez finalizada la RAI es el Ingreso Mínimo Vital (IMV) de la Seguridad Social, “prestación dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que viven solas o están integradas en una unidad de convivencia y carecen de recursos económicos básicos para cubrir sus necesidades básicas”. De hecho, el Gobierno aprobó este año una flexibilización de los requisitos de acceso al IMV para facilitar que un mayor número de personas pueda recibir esta ayuda, con lo que temporeros y personas sin hogar o sin domicilio fijo podrán recibirla.

Además, la partida de la ayuda ha subido un 1,8%, con lo que se podrán recibir entre 470 y 1.003,85 euros mensuales, dependiendo de la situación en la que se encuentre el demandante, teniendo que cumplir todos unos requisitos comunes:

– Ser mayor de 23 años y menor de 65.

– Estar en situación de pobreza (vulnerabilidad económica).

– Residir legalmente en España durante un año antes de pedir la ayuda.

– Haber pedido ya todas las prestaciones o pensiones a las que tenga derecho.

– Estar dado de alta como demandante de empleo.

– Acreditar vivir de manera independiente durante 3 años antes de pedir la ayuda.

– No tener patrimonio igual o superior a tres veces la cuantía que corresponda de la renta garantizada.

Para pedir el Ingreso Mínimo Vital se puede hacer a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social, presentando los documentos requeridos para acreditar los bajos ingresos. Se puede entrar mediante el certificado electrónico o utilizando el servicio habilitado para la solicitud sin certificado. En el segundo caso, se abrirá un formulario en el que rellenar nuestros datos y los de los solicitantes que formen la unidad de convivencia. También se puede rellenar el documento de solicitud facilitado por la Seguridad Social y presentarlo en el registro de cualquier administración pública. La última de las opciones es la presencial, aunque para ello habrá que solicitar cita previa a través de la página web o llamando al 901 10 65 70.

Renta Mínima de Inserción o salario social de las CCAA

Además de las ayudas a nivel estatal, Comunidades Autónomas en nuestro país ofrecen ayudas sociales a las personas que se encuentran en situaciones de necesidad. Son las conocidas “rentas de integración” o “salarios sociales”, aunque la cuantía y el nombre de la prestación varían en función del territorio. No obstante, este tipo de ayudas no supera el 70% del salario mínimo. Además, cuenta, con una parte fija y otra variable en función de los miembros y condiciones de la unidad familiar.

Igual que para acceder a cualquier ayuda, es necesario cumplir una serie de requisitos. Cada región establece unos diferentes, pero hay tres que son comunes:

– No tener ningún ingreso, o recibir un salario que no sea suficiente para poder cubrir las necesidades básicas.

– Estar empadronado en la Comunidad Autónoma a la que se vaya a solicitar la ayuda.

– El parado tendrá que estar dado de alta como demandante de empleo.

Subsidio para mayores de 52 años

Por último, mientras se cobra la RAI, esta puede ser sustituida por el subsidio para mayores de 52 años. De hecho, muchos recomiendan esta ayuda porque tiene varias ventajas frente a la RAI. Si bien la cuantía es la misma, el subsidio tiene una duración mayor, ya que se puede mantener hasta alcanzar la edad de jubilación, y cuenta con cotización a la Seguridad Social, aunque sea mínima, que luego ayuda a cobrar la jubilación. Además, el subsidio no tiene en cuenta las rentas del resto de miembros de la unidad familiar (cónyuge, hijos) y su régimen sancionador es mucho menos severo. Olvidar sellar el paro en un subsidio supone un mes de sanción, mientras que en la RAI acarrea la pérdida total de la ayuda.

Este subsidio se puede solicitar de la misma forma que la RAI y tiene estos requisitos para aquellas personas mayores de 52 años que han agotado su prestación por desempleo:

– Estar en desempleo.

– No tener la condición de persona trabajadora fija discontinua.

– Tener 52 años o más en el momento de entrega de la solicitud y no tener la edad mínima para pedir la pensión de jubilación.

– Estar inscrito o inscrita como demandante de empleo durante un mes desde que se agote la prestación por desempleo o desde la fecha de la inscripción como demandante de empleo si se accede al subsidio por ser emigrante retornado, liberado o liberada de prisión o por revisión de la incapacidad, y no haber rechazado durante ese mes ninguna oferta de colocación adecuada, ni haberse negado a participar en acciones de promoción, formación o reconversión profesional.

– Cumplir el compromiso de actividad, que está incluido en la solicitud del subsidio.

– No tener ingresos de más del 75% del SMI, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

– Presentar documentos que certifiquen que el demandante cumple todos los requisitos, salvo el de la edad, para cobrar la jubilación.

subsidio de mayores de 52 años y Ingreso Mínimo Vital. ¿CUAL SOLICITAR?

Los subsidios son el último recurso con los que cuentan de los desempleados de larga duración.

Muchos desempleados mayores de 52 están en una situación difícil, han agotado el paro y se agarran al último recurso, el subsidio de mayores de 52, la Renta Activa de Inserción o el Ingreso Mínimo Vital. Pero ¿Qué conviene más en cada situación?

Renta Activa de Inserción, RAI

Si tienes más de 45 años y menos de 65, puedes pedir la Renta Activa de Inserción (RAI), aunque con la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, este subsidio está en vías de desaparecer. La RAI se concede cuando se te agota el paro o si no tienes derecho a él. Debes estar inscrito ininterrumpidamente como demandante de empleo durante 12 o más meses. Se puede cobrar durante tres años, pero no seguidos, debes dejar un año sin recibirlo y pedirlo de nuevo al año siguiente.

Se cobra igual que el subsidio para mayores de 52 años, es decir 451,92 euros mensuales. Para cobrar la RAI debes tener menos de 65 años y que la suma de los ingresos mensuales obtenidos por todos los miembros de tu familia (el solicitante, su cónyuge y los hijos menores de 26 años o mayores incapacitados o menores acogidos), dividida por el número de miembros que la componen no supere 712,50 euros mensuales por miembro.

Subsidio para mayores de 52

Es un subsidio de 452 euros mensuales que se cobra hasta que te jubiles si tienes 52 años o más y no tienes otros ingresos. Se exige tener acumulados al menos 15 años de cotizaciones en cualquier régimen de la Seguridad Social, dos de los cuales deben estar dentro de los últimos 15 años, y 6 años como mínimo deben ser cotizaciones en el Régimen General.

Las ventajas de este subsidio con respecto a la RAI son muchas. 

  1. Dura hasta la edad legal de jubilación, mientras que la RAI tan solo dura un año, renovable como máximo en tres ocasiones.
  2. Es el único subsidio que cotiza para la jubilación. Lo hace por la base mínima, mientras que en la RAI o el Ingreso Mínimo Vital no cotizan para la jubilación.
  3. El subsidio no tiene en cuenta las rentas del resto de miembros de la unidad familiar (cónyuge, hijos), tan solo las del solicitante.  La RAI sí tiene en cuenta el incremento de rentas de la unidad familiar.
  4. Las sanciones en el subsidio son menos severas que en la RAI. Olvidarte de sellar el paro en un subsidio supone un mes de sanción. En la RAI, la pérdida total de la ayuda.

El Ingreso Mínimo Vital

El año pasado se puso en marcha el Ingreso Mínimo Vital, IMV, una prestación que garantiza unas rentas mínimas a los hogares. El IMV se calcula en función de los ingresos y el patrimonio de los residentes en el hogar. Hay hasta 14 niveles diferentes de ayudas, que van en 2021 desde los 469,93 euros al mes para un adulto solo, a los 1.033,85 euros al mes para cuatro adultos y un niño.

Los importes recibidos por el IMV son superiores a los del subsidio de mayores de 52 años, pero no cotizan a la Seguridad Social. No obstante, no debes preocuparte por eso, antes de pedir el IMV debes pedir el subsidio para mayores de 52, ya que es obligatorio “haber solicitado las pensiones y prestaciones vigentes a las que pudieran tener derecho” para acceder al IMV.

Prestaciones compatibles

El Subsidio para mayores de 52 años y el IMV son compatibles. Se pueden pedir los dos, pero la Seguridad Social estudiará ingresos y patrimonio del solicitante y su unidad de convivencia.

Pongamos un ejemplo. Para un padre, una madre y un hijo el Ingreso Mínimo es de 751 euros al mes. Si uno de ellos está cobrando el subsidio para mayores de 52, el importe que podría solicitar del Ingreso Mínimo sería de 300 euros al mes (752 – 452 euros).

Si los dos cobran el subsidio de mayores de 52 años, sumarían 902 euros de ingresos, por lo que en este caso, no tendrían derecho al Ingreso Mínimo Vital al superar el tope de rentas para dos adultos y un menor, que la normativa fija en 751 euros al mes para esa unidad familiar.

Como la casuística es muy variada, la Seguridad Social ha habilitado un simulador muy sencillo donde tras responder a unas cuantas preguntas te dicen si te corresponde el IMV y qué cantidad.

CUANTIA MÍNIMA 2021 PENSIONES INCAPACIDAD PERMANENTE

Las pensiones de incapacidad permanente cubren las la perdida económica que sufren los trabajadores debido a enfermedad o accidente laboral. Estas pensiones, al igual que el resto de pensiones contributivas se incrementan un 0,9 este año 2021.

Como sabemos, existen cuatro tipos de incapacidad (parcial, total, absoluta y gran invalidez). La parcial, compatible con cualquier actividad; la total es compatible con todas las funciones menos la que se desarrollaba en la profesión por la que se declara y tanto la absoluta como la de gran invalidez son compatibles con actividades permitidas por el estado del pensionista hasta que alcance la edad de jubilación.

¿Cuál es la cuantía mínima de las pensiones por incapacidad permanente?

El texto del Decreto-Ley 46/2021, de 26 de enero recoge estas subidas de las pensiones por incapacidad permanente, que ven aumentadas ligeramente sus cuantías mínimas desde el mes de enero de 2021 con efecto retroactivo. Son las siguientes:

Con cónyuge a cargo

-La pensión de gran invalidez será de 1.276,50 euros al mes y 17.871 euros al año.

-Las pensiones de incapacidad absoluta e incapacidad total para 65 o más años serán de 851 euros al mes y 11.914 euros al año.

-La pensión de incapacidad total para personas de entre 60 y 64 años será de 797,90 euros al mes y 11.170,60 euros al año.

-La pensión de incapacidad total derivada de una enfermedad común para menores de 60 años es de 508,5 euros al mes y 7.119 euros al año.

-La pensión de incapacidad parcial del régimen de accidentes de trabajo para personas con 65 años o más será de 851 euros al mes y 11.914 euros al año.

Con cónyuge no a cargo

-La pensión de gran invalidez será de 981,90 euros al mes y 13.746,60 euros al año.

-La pensión de incapacidad absoluta e incapacidad total para 65 o más años será de 654,60 euros al mes y 9.164,40 euros al año.

La pensión mínima de los autónomos: cuántos años y qué base de cotización requiere

-La pensión incapacidad total para personas de entre 60 y 64 años será de 609,90 euros al mes y 8.538,60 euros al año.

-La pensión de incapacidad total derivada de una enfermedad común para menores de 60 años es de 504 euros al mes y 7.056 euros al año.

-La pensión de incapacidad parcial del régimen de accidentes de trabajo para personas con 65 años o más será de 654,60 euros al mes y 9.164,40 euros al año.

Sin cónyuge

-La pensión de gran invalidez será de 1.034,60 euros al mes y 14.484,40 euros al año.

-La pensión de incapacidad absoluta e incapacidad total para 65 o más años será de 689,70 euros al mes y 9.655,80 euros al año.

-La pensión incapacidad total para personas de entre 60 y 64 años será de 645,30 euros al mes y 9.034,20 euros al año.

Es importante conocer que en el caso de que existan bases de cotización por debajo de las cantidades indicadas, las pensiones siempre que no existan otros ingresos, se verán incrementadas hasta los mínimos indicados.

Si tienes dudas con tu pensión no dudes en contactar con nosotros en info@fibromialgiajuridica.es

La Seguridad Social habilita nuevos teléfonos de información y gestión de cita previa para pensiones y otras prestaciones

La Seguridad Social pone a su disposición sus líneas telefónicas a través de las cuales podrá recibir información y realizar diferentes trámites sin necesidad de desplazamientos y con el compromiso de: No dejarle sin respuesta, facilitar la información y datos solicitados en plazos mínimos y confidencialidad.

Ahora, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha habilitado dos nuevas líneas sobre pensiones y otras prestaciones: una para información en el 91 542 11 76 y otra para cita previa automatizada en el 91 541 25 30.

Ambas líneas se suman a las ya existentes 901 16 65 65 (información) y 901 10 65 70 y (cita previa).

Información INSS

El nuevo 91 542 11 76 y el 901 16 65 65 son teléfonos comunes a todo el territorio nacional, en los que se ofrece atención directa y personalizada, de lunes a viernes (no festivos), en horario ininterrumpido de 9:00 a 20:00 horas.

Este servicio especializado de atención e información proporciona:

  • Información sobre requisitos, solicitudes, documentación, procedimiento y trámites necesarios para acceder o mantener las prestaciones del sistema de la Seguridad Social, así como a la normativa de aplicación en los diferentes supuestos.
  • Orientación y ayuda en la utilización de los servicios electrónicos disponibles en la Sede Electrónica y página web de la Seguridad Social.
  • Información específica y particularizada sobre trámite de expedientes y sobre las prestaciones reconocidas: resolución recaída, primeros pagos, revalorización, complementos por mínimos, incompatibilidades y concurrencia de pensiones, variaciones y modificaciones e importes.
  • A través de este servicio, se puede solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea que se enviará, por correo postal, al domicilio que conste en los ficheros de la Seguridad Social.
  • Además, se facilita información sobre cualquier tema de Seguridad Social relacionado con la gestión encomendada al INSS.

Cita previa automatizada para pensiones y otras prestaciones

Por su parte, el nuevo 91 541 25 30 y el 901 10 65 70 corresponden a la línea de gestión automática de cita previa para trámites relacionados con las pensiones y otras prestaciones económicas de la Seguridad Social que funciona en horario ininterrumpido de 00:00 a 24:00 horas, de lunes a domingo.

Para conseguir cita hay que responder de forma verbal o pulsar las teclas del teléfono siguiendo las instrucciones que le indiquen en cada paso del diálogo que le detallamos a continuación:

  • En primer lugar, el sistema automático preguntará el trámite para el que desea concertar cita, el código postal para localizar la oficina más próxima y el número de DNI o NIE.
  • A continuación, el sistema le ofrecerá la primera cita disponible y si está de acuerdo le requerirá la confirmación. Si no está de acuerdo, podrá cambiarla por otra posterior.
  • Una vez obtenida la cita el sistema le proporcionará un localizador.
  • Se puede eliminar una cita con su DNI/NIE y el localizador en el servicio de cita previa.

Afiliación, inscripción e información relacionada con la TGSS

Para información sobre afiliación, inscripción, recaudación, aplazamientos, RED, SLD, servicios telemáticos e información general de la Tesorería General de la Seguridad Social sigue disponible la línea 901 50 20 50 disponible de lunes a viernes entre las 8:30 y las 18:30 horas.

Esta línea dispone de servicios específicos para los autorizados RED como consulta de trámites, incidencias en los servicios, etc.

Además podrá solicitar su Informe de Vida Laboral y otros informes de la TGSS que se enviarán, por correo postal, al domicilio que conste en los ficheros de la Seguridad Social.

Por último también podrá solicitar información sobre los servicios telemáticos relacionados con la TGSS disponibles en la Sede Electrónica.

Información general

Recuerde que, como recomendaciones comunes a todas estas líneas, para mantener la confidencialidad de sus datos todos los informes o documentos relativos a ellos enviarán únicamente a su nombre y al domicilio que conste en nuestros ficheros.

De no coincidir los datos aportados por el ciudadano con los existentes en nuestras bases de datos, le enviaremos un impreso (a franquear en destino) en el que de forma sencilla podrá actualizar los datos para que una vez seguros de su identidad podamos remitirle lo solicitado

Para facilitar la comunicación al realizar la llamada tenga a mano la documentación necesaria para su consulta: DNI (Documento Nacional de Identidad), NAF (Número de afiliación), CCC (Código de Cuenta de Cotización) etc.

madrid – incapacidad permanente absoluta empleadA banca

De nuevo, tenemos la alegría de poder comunicar una nueva incapacidad permanente absoluta, conseguida en los Juzgados de Madrid. Nuestra cliente, empleada de banca de profesión, inicialmente recibió por parte del INSS la denegación de su incapacidad permanente.

Realizada la correspondiente reclamación previa, donde poníamos de manifiesto las limitaciones que la actora tenía a la hora de realizar su trabajo, también fue de nuevo rechazada sin reconocer ningún grado de incapacidad.

Además de Fibromialgia en grado severo y Fatiga Crónica, la actora presentaba síndrome de piernas inquietas, altos niveles de ansiedad y estrés, dolor cervical, irradiado a hombros, zona interescapular, acompañado de cefaleas, mareos e inestabilidad.

A la vista de los informes presentados y las alegaciones realizadas en el momento del juicio, la juzgadora indica en su sentencia, que las limitaciones que padece la actora, son graves, determinadas y de carácter definitivo e incompatibles con el ejercicio con un mínimo de eficacia de las tareas propias de cualquier profesión, por sedentaria o sencilla que esta sea.

Una nueva buena noticia, que se une a las muchas que estamos dando en los últimos meses. Como podéis ver no es imposible el conseguir prestaciones por incapacidad permanente, por lo que os animamos a que contactéis con nosotros en el caso de tener alguna duda al respecto. Seguro que os podemos ayudar.

nuevos importes ingreso mínimo vital

Con la llegada del 2021 y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para este año, son muchas las prestaciones que se actualizan a partir del primero de enero. Entre ellas se encuentran las cuantías del ingreso mínimo vital, por lo que pasamos a detallaros las cantidades establecidas para este año. Esperamos que os sea de utilidad.

Un adulto: 5.639,20 euros, 470 euros mensuales

Un adulto y un menor: 8.571,58 euros, 714,29 euros mensuales

Un adulto y dos menores: 10.263,34 euros, 855,27 euros mensuales

Un adulto y tres o más menores: 11.955,10 euros, 996,25 euros mensuales

Dos adultos: 7.330,96 euros, 610,91 euros mensuales

Dos adultos y un menor: 9.022,72 euros, 751,89 euros mensuales

Dos adultos y dos menores: 10.714,48 euros, 892,27 euros mensuales

Dos adultos y tres o más menores: 12.406,24 euros, 1.033,85 euros mensuales

Tres adultos: 9.022,72 euros, 751,89 euros mensuales

Tres adultos y un menor: 10.714,48 euros, 892,87 euros mensuales

Tres adultos y dos o más menores: 12.406,24 euros, 1.033,85 euros mensuales

Cuatro adultos: 10.714,48 euros, 892,87 euros mensuales

Cuatro adultos y un menor: 12.406,24 euros, 1.033,85 euros mensuales

Son muchas las incidencias que se están produciendo con este ingreso y muchas la denegaciones indebidas que se reciben, por lo que podemos ayudaros a defender vuestros derechos. Podéis contactar con nosotros en info@fibromialgiajuridica.es y en el teléfono 619976606

EL TSJ DE MADRID RECONOCE INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, nos ha comunicado la estimación del Recurso de Suplicación que habíamos interpuesto contra Sentencia del Juzgado de lo Social 40 de Madrid.

La Sentencia que tiene fecha 20 de Noviembre reconoce una Incapacidad Permanente Absoluta a una trabajadora de profesión Pinche de Cocina.

Inicialmente a la trabajadora se le había reconocido por parte del INSS una incapacidad permanente total para su profesión habitual, contra la cual realizamos inicialmente reclamación previa para posteriormente demandar ante los Juzgados de lo Social, los cuales inicialmente denegaron la incapacidad permanente absoluta.

La actora padecía un cuadro de Fibromialgia, Fatiga Crónica, Obesidad, Gonalgia Bilateral, Meniscopatía derecha y Tendinitis de Pata de Ganso a lo que se unía un Trastorno adaptativo con alteraciones mixtas de emociones.

Finalmente el TSJ de Madrid ha reconocido una Incapacidad Permanente Absoluta, al entender que una persona con un grado severo de Fatiga Crónica, como el del presenta caso, se encuentra inhabilitado para cualquier actividad profesión u oficio en términos de rentabilidad para la empresa.

Un paso más a unir a los que últimamente os hemos comunicado y a comunicaciones que iremos haciendo los próximos días, pues ya contamos con otras sentencias positivas de las que os iremos dando cuenta próximamente.

incapacidad permanente absoluta juzgado alicante

El Juzgado de lo Social número 1 de Alicante, concedió el pasado 19 de Octubre, una incapacidad permanente absoluta en un proceso que hemos llevado desde Fibromialgia Jurídica.

La solicitante, administrativa de profesión, estaba afectada de Fibromialgia, artrosis, espondiloartritis y protusiones discales y cervical posterior sin signos de afectación medular.

A lo largo del proceso se demostró que junto a las patologías ya indicadas, la actora también estaba aquejada de un trastorno mnésico, que se caracteriza por la presencia de alteraciones en las funciones ejecutivas, tales como problemas de memoria, toma de decisiones, planificación y análisis.

En la Sentencia en la que se reconoce la Incapacidad Permanente Absoluta, la Juez indica que la doctrina jurisprudencial ha venido a señalar que para determinar el grado de incapacidad, han de tenerse en cuenta las limitaciones funcionales más la índole y naturaleza de los padecimientos que las originan, pues son dichas limitaciones las que van a impedir a una persona desarrollar un concreto trabajo o todos ellos; también hay que tener en cuenta no solo la posibilidad teórica y abstracta de realizar unos determinados trabajos, sino la realidad concreta del enfermo y su capacidad residual, pues la realización de una actividad laboral, por liviana y sedentaria que sea, sólo puede consumarse mediante la asistencia diaria al centro de trabajo y la permanencia en el mismo durante toda la jornada.

Este es otro caso más de éxito, por lo que os animamos a que nos consultéis vuestra situación para poder valorarlo y ayudaros.