La subrogación empresarial de trabajadores, obliga a las empresas a mantener los términos de los contratos laborales.

Con frecuencia nos llegan consultas, en las que aprovechando un cambio de empresa, se aprovecha para cambiar condiciones laborales o incluso despedir a trabajadores que se ven obligados a tener bajas laborales prolongadas.

Estos hechos nos los encontramos con frecuencia en las empresas privadas, en cuanto al intento de cambio de condiciones laborales (salario, horario, despidos…) y en los casos de incorporarse a la administración, en cuento al tipo de relación laboral que corresponde.

Aprovechamos una reciente sentencia del Tribunal Supremo, para intentar poner luz sobre este asunto.

Con fecha 28 de enero de 2021, se ha dictado la Sentencia del Tribunal Supremo 85/2022

El Ayuntamiento de Pamplona, tenía organizado el Servicio de Asistencia domiciliaria a través de dos empresas, una de carácter público y otra privada. El Ayuntamiento acordó asumir directamente la gestión de dicha actividad, lo que comunico a los trabajadores de las empresas afectadas, subrogándose en los derechos y obligaciones de las dos empresas respecto de la plantilla integrada en ambas. A los trabajadores de la empresa privada se les incorporo como personal indefinido no fijo.

Presentada demanda por los trabadores afectados por esta decisión, con el fin de ser reconocidos trabajadores fijos a todos los efectos,  el Juzgado de lo Social 3 de Pamplona, estimó la demanda, aplicando el artículo 44 del ET, recogiendo que la transmisión no puede comportar modificación de la naturaleza del vínculo laboral.

Dicha Sentencia fue recurrida al Tribunal Superior de Justicia de Navarra, quien estimó el recurso de suplicación a favor del Ayuntamiento de Pamplona, al entender que el hacer trabajadores fijos a los afectados, atentaría al principio constitucional de igualdad, mérito y capacidad, que debe existir en todos los procesos de incorporación de personal a la administración pública.

Los trabajadores, presentaron recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Para resolver este caso, el TS analiza el contenido del artículo 44 del ET de los Trabajadores, que claramente indica que en caso de subrogación, no se extingue la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales del anterior empleador. Dicho artículo tiene como finales favorecer la estabilidad en el empleo y modificar las condiciones laborales de los trabajadores, claramente irían en contra del mismo.

De igual forma, la Directiva 2001/23/CE del Consejo, de 12 de marzo de 2001, indica que la misma afecta por igual tanto a empresas públicas como privadas.

A la vista de toda la argumentación incluida en esta Sentencia, el Tribunal Supremo, llega a la conclusión de que los trabajadores, que han solicitado la subrogación empresarial, ostentan la cualidad de trabajadores fijos del Ayuntamiento, dado que nada puede hacer que pierdan sus derechos laborales adquiridos con la primera empresa.

Si te ves afectado por temas similares, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos.